ESCUCHANDO LA MELODÍA DE MI HAMBURGUESA PREFERIDA

Cuando hablamos de diseño de marca lo primero que se nos pasa por la cabeza es una imagen, unos colores, unos valores, una filosofía, una manera de concebir el mundo… es lo que identifica nuestra empresa o producto. Vamos por la calle y recibimos cientos de impactos de marcas, que intentan seducirnos, sobresalir, crear necesidades, vendernos algo para ser mejores… Y habitualmente lo consiguen… Pero como este es un blog dedicado al sonido, hoy quiero hablar del “branding” sonoro o Audio branding, un recurso de marketing utilizado por muchos tipos de marcas.

Cuando hablamos de sonidos tambien hablamos de la memoria y la fuerza emocional que conlleva esta mezcla poderosa: sonido, emoción y recuerdo. Un determinado sonido nos puede hacer recordar el coche que anhelamos, el ordenador que deseamos, el refresco con que apagar la sed que se nos ha despertado. Oímos siempre, pero solo escuchamos a veces. Imaginemos: estamos en el centro de Barcelona y tratamos de escuchar todo lo que nos rodea; descabellada idea y un trabajo imposible para nuestro cerebro.

Pero en medio de la cuidad, andando a toda prisa (entre el “caos sonoro”) y pensando en la importante reunión que nos espera a las 10 h, un sonido se abre paso entre mis oídos, se escucha desde una televisión de un bar, pero se qué es y siento… ¡ganas de comerme una deliciosa hamburguesa! Ese es el poder del logo sonoro o audio branding, crear emociones, necesidades, despertar los sentidos con los ojos cerrados o abiertos. Se dice que una imagen vale más que mil palabras, pero ¿y un sonido, una melodía? no las subestimemos…Ah! y recordar que la memoria auditiva es mucho más a largo plazo que la memoria visual.

 

Leave a Reply