LA SILENCIOSA GUERRA DEL VOLUMEN

Desde hace algunos años se viene librando una guerra silenciosa entre productores, artistas y anunciantes; es la guerra del volumen, la del “si suena más alto, suena mejor”. El oyente la desconoce, pero la sufre; escucha música demasiado alta, a veces distorsionada y generalmente sin dinámica. Esta guerra ha causado el incremento no solo del volumen de los cedés, también el de la televisión y la radio. Los oyentes, no conscientes del problema ya no detectan este incremento. ¿Nos han acostumbrado progresivamente a escucharlo todo a volúmenes desmesurados? La respuesta es sí.

Por este motivo, se convierte en verdadero el viejo tópico de “la música antes sonaba mejor”. De hecho, estaba más definida y se podía apreciar la dinámica de la canción, sus momentos bajos y sus momentos altos. La publicidad, en televisión, radio o Internet no se escapa de esta guerra. Basta con hacer zapping, ver pases de anuncios, vídeos en Youtube… el volumen, pesa. 

Todos conocemos el botón del mando a distancia, de nuestro equipo hi-fi o de los auriculares que sirve para cambiar el volumen. Y está para algo. Cuando escuchamos una canción o un anuncio en televisión con un correcto nivel de volumen pensamos… “esto suena muy bajo”. En realidad no suena bajo, tenemos que utilizar el botón de volumen para que haga su función.

Por suerte, esta guerra pronto se va a acabar; ya se ha desarrollado – por fin – una norma internacional de estándar de volumen, la BS1770-2. Fue desarrollada por la Unión Internacional de Telecomunicaciones y se ha adoptado en Europa por la European Broadcast Union EBU R128 y en los EE.UU. a través de ATSC A/85.

Conclusión: ya no se van a subir más volúmenes con la excusa de que el anuncio “sonará mejor” o que una canción “se venderá más”. La guerra silenciosa se va acabando…

 

  •  

Leave a Reply