La voz del mundo natural

Desde hace 44 años el ecologista Bernie Krause realiza una labor bastante singular. Viajando alrededor del mundo, a lugares tan recónditos como la selva de Kenia, ha dedicado su tiempo a grabar los sonidos realizados por los animales en su hábitat natural.

Su trabajo ha sido apreciado no solo por especialistas del ámbito ecológico, para quienes el 50% del material proviene de especies extintas.

Krause es un músico y doctor en bioacústica. Él acuñó el término biophony y ha pasado unos 40 años grabando a más de 15 mil especies, por lo que ha recaudado 4,500 horas de los sonidos de hábitats vírgenes.

Pero debido a la velocidad en la que se extinguen las especies y se deterioran los ecosistemas, él estima que estas grabaciones son ahora archivos, imposibles de repetir porque los hábitats ya no existen o porque el ruido humano los ha invadido.

Un gran silencio está creciendo por todo el mundo natural, aunque el sonido del hombre se está volviendo ensordecedor, escribe Krause en su libro The Great Animal Orchestra, “poco a poco, la vasta orquesta de la vida, el coro del mundo natural, está en proceso de ser acallado. Han disminuido la densidad y diversidad de las voces de las criaturas, tanto grandes como pequeñas.”

 “EL frágil tejido del sonido natural está siendo destruido por nuestra necesidad aparentemente ilimitada para conquistar el medio ambiente en vez de encontrar una manera de permanecer en sintonía con él”.

Leave a Reply